Vámonos de Semana Santa!!!

Os lo tengo dicho una y mil veces: no hay que perder las tradiciones.

Esos pasos, esas emocionantes saetas, esos tambores que recuerdan a Ben-Hur en las galeras, ese sentimiento, esa pasión desatada… Lo dicho: no hay que perder las tradiciones. Por eso un servidor, en vez de tragarse por enésima vez Espartaco, La historia más grande jamás contada o Barrabás, prefiere echarle otro vistazo a las desventuras de un mesías, muy a su pesar, llamado Brian (o Bgraian, depende de quién lo pronuncie), surgido de las mentes calenturientas de nuestros queridos Monty Python.

Y una vez dicho esto… queridos hermanos marxianos, os dejo con un par de escenas memorables.

Zeppo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest