Qué malos son los lunes…

… y los martes, y los miércoles… Está claro que hay que ser millonario o echarle mucho morro a la vida para tener que olvidarse del currelo. No es nuestro caso (lo de ser millonarios, porque lo del morro…), así que habrá que afrontar la semanita laboral según nos venga de cara. Lo bueno es que, sobre todo para el que tenga puente, esta se nos va a hacer un poco más llevadera. Vamos, shavalotes, que ya queda menos!!!

Zeppo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest