Practicar, practicar y practicar


Leyendo el otro día por internet me encontraba con el texto de aquí abajo. Suscribo lo de “practicar, practicar y practicar”, lo que casi me aterroriza es que le dediquemos sólo dos semanas de nuestra vida (snif).

Disfruten mucho este puente, sean muy felices y regalen muchos besos (que nunca sobran).

Está demostrado científicamente que con los besos vivimos mejor y mejora nuestro bienestar. Además del valor social que conllevan, al besar liberamos oxitocina, una hormona que ayuda a crear vínculos, a establecer relaciones.

Nuestro cerebro segrega también endorfina, la “hormona de la felicidad”, (la misma que cuando hacemos ejercicio físico), que hace que nos sintamos llenos de energía y vitalidad. Incluso nuestras pulsaciones cardíacas se aceleran de 60 a 130 por minuto.

En un beso, compartimos millones de gérmenes y bacterias con la pareja, algo que, lejos de ser perjudicial, ayuda a que nuestro sistema inmunológico se refuerce.

Sin embargo, a pesar de ser uno de los gestos que más nos gusta practicar, que sólo trae beneficios -incluso a la salud- y no tiene ningún efecto adverso, sólo le dedicamos DOS SEMANAS DE NUESTRA VIDA, …mucho menos que a ver la tele. Por eso aconsejamos que la mejor manera de mejorar nuestros besos es “practicar, practicar y practicar”.

Groucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest