Meter la pata

El ejemplo lo tenemos cerca. Siempre hay alguien que, intentando hacerse el importante, se mete donde no le llaman y mete la pata estrepitosamente. Ya lo decía aquel: si no sabes torear… pues eso. Nuestro querido amigo el barbas, Marianico (para que nos entendamos) le dio hace poco por meterse a gran estratega del ecosistema, a entendido en la materia del cambio climático. Que si un primo mío me ha dicho que no hay que darle tanta importancia, que tampoco estamos tan mal, que si Al Gore es un exagerado, que si todo lo que pasa (incluso si me duele un pie) es culpa de ZP… Y después pasa lo que pasa, que el primo se desdice, que si todo el mundo se le echa encima y que el barbas sale con lo de donde dije digo digo Diego. Y así nos luce el pelo.
No estaría de más que le echara (para tomar ejemplo) un vistazo a esta actuación de Les Luthiers en la que uno de sus componentes le da por usurpar el papel de narrador. Y claro, como no sabe, por mucho que lo intenta y por muy buenas intenciones que pone, mete la pata continuamente. Lo peor de todo es que todavía hay quien le aplaude. Claro que estamos hablando de un espectáculo cómico…

Buen fin de semana. Sed buenos (o no)…
Zeppo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest