Me gusta mamarla

Seguro que el título de la presente entrada acarrea comentarios como mínimo simpaticotes de everybody, especialmente del resto de brothers, pero como dice mi amigo José Luis: “estos son los imponderables que hacen la vida más atractiva”. Dicho esto, despejemos la incógnita tras este sorpresivo título.
El pasado mes de Febrero llegó a mis oídos que aterrizaba por la desértica actividad cultural de Hormigon Coast un grupo al que llevaba siguiéndole la pista desde hacía bastantes meses. Casi un año atrás los había escuchado por primera vez en ese dial alejado del pensamiento único, y pensaba que era un grupo de nueva creación, cuando en realidad llevan nueve años buscando su lugar basándose en los esquemas del pop-rock anglosajón. No en vano, han trabajado paso a paso, como la fantástica tortuga de “La historia interminable” de la que toman su nombre.

Cuando un grupo que te gusta saca su primer álbum a la venta ocurren, principalmente, tres cosas:

1.) Lo bueno: el grupo se embarca en una extensa gira promocional y puedes verlo en directo con cierta facilidad. De hecho es bastante normal que terminen plantando el chiringuito delante de la puerta de tu casa.

2.) Lo mejor: dos bellas féminas confían en tus gustos (al menos en los musicales) y se apuntan al concierto sin conocer al grupo en cuestión.

3.) Lo normal: Chico, una vez conocida la compañía femenina, se adhiere a la excursión argumentando que siempre ha disfrutado descubriendo en directo a nuevas bandas de las que nunca ha oído hablar.

A mi ya me gustaba lo que había oído de Vetusta Morla, pero no sabía lo que eran capaces de hacer en directo ni conocía al completo su trabajo. Lo cierto es que quedé gratamente sorprendido con el concierto que nos ofrecieron, y no negaré que un cierto orgullo agasajó mi ego al comprobar que a mis acompañantes también les gustó. Incluso Chico había disfrutado descubriendo realmente a una nueva banda de la que nunca había oído hablar.

Y es que su disco “Un día en el mundo” es un trabajo que no tiene desperdicio en absoluto: magníficas y cuidadas letras acompañadas con un brillante sonido que refleja la veteranía del joven grupo y que se subraya con un directo sin fisuras que contacta a la perfección con el público. En este trabajo la práctica totalidad de los temas se me antojan imprescindibles, desde la creciente intensidad de “Valiente”, “Sálvese quien pueda” y “La cuadratura del círculo”, hasta la épica cotidiana de las excelentes “Copenhague”, “Un día en le mundo” y “Año nuevo”, todos los temas nos transmiten imágenes casi cinematográficas que reflejan el alma de este proyecto.

Una vez terminado el concierto nos acercamos a un pub cercano donde Chico, ese mujeriego nato, debía de saludar a un ingente número de féminas. Mientras él se entregaba a tan ingrata tarea, uno, que es un caballero, se quedaba en la puerta con nuestras hermosas acompañantes. Para terminar de redondear la noche, la más bella de las asistentes al pub salió a saludarnos y, al poco rato, se nos unió Chico, una vez comprobado que el nivel en el interior del antro acababa de disminuir bruscamente y no aguantaba ninguna comparación frente a las bellezas con las que me hallaba en la calle.

Ya afuera Chico compartió con nosotros una conversación que había tenido con su interlocutora, o más bien con su sexto whisky, y que transcribo a continuación:

Chico: Venimos de ver un concierto de un grupo que nos ha gustado mucho, se llaman “Vetusta Morla”.

Interlocutora: ¿”Me gusta mamarla”??? ¡Qué nombre más gracioso para un grupo!

Chico: ..ay, cuánto mal han hecho el alcohol y los decibelios a las conversaciones de sábado noche…

Interlocutora: ¿Ein?

En fin amigos, espero que a vosotros también os guste “Vetusta Morla”. Ya están llegando muy lejos, con disco editado en su propio sello, independientes y libres de imposiciones. Y lo que les queda. “Demasiado mainstream para encajar en los esquemas independientes y demasiado indies como para gustar a un público masivo”, les decían en las discográficas. Es momento de que el gran público también se libere como han hecho ellos, y se atreva a descubrir el mundo por sí mismo. Aquí arriba os dejo con una de las canciones que más nos gustó en el directo. Andad con ojo, que como ellos cantan…

“Sálvese quien pueda,
hay tanto idiota ahí fuera”

Groucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest