El vino que tiene Asunsióóóóóóón…

Queridos hermanos marxianos:

Como veo que aquí no postea nadie (no cuento a Chico, que para él una vez al año ya es mucho) me he decidido a colgar este video, más que sea por darle algo de vidilla al blog. Igual ya lo habéis visto por la tele… pero bueno, da igual.

La situación (para el que no lo sepa todavía) es la siguiente: partidillo de la famosa liga de Bielorrusia entre los juveniles del Vitebsk y el Naftan. El partido está siendo de lo más divertido… y no es por culpa de que los jugadores de ambos equipos estén haciendo un juego que ni el de España en la última Eurocopa, sino porque el árbitro está montando el espectáculo él solito.

¡Sergei, no me jodas! (palabras textuales del juez de línea)… Y es que Sergei Shmolik, el colega en cuestión, llevaba ya bastante tiempo gesticulando de forma ostentosa y soplando el silbato de forma extraña y a destiempo cada vez que quería señalar una infracción.

Claro que lo que le pasaba a Sergei… es que estaba borracho, ebrio, trompa, con una cogorza que de agárrate y no te menees. Tanto que tuvieron que sacarlo del campo. Él intentó disimular su estado aduciendo que tenía una lesión de espalda. Lo que pasa es que el algodón (más bien el control de alcoholemia) no engaña, y en el hospital confirmaron que Sergei iba de vodka hasta las cejas.

¿La prueba del delito? Aquí la tenéis:

Pd- A ver si tengo que ir a tiraros de las orejas para que pongáis algo por aquí. Aunque… ahora que lo pienso, igual si os emborracho lo consigo antes. ¡Si es que en Bielorrusia saben hacer las cosas bien!

Zeppo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest