El contraataque de las mujeres de 7 pies

Aviso para navegantes: que nadie me venga buscando en este post a mujeres de barraca de feria con siete extremidades, lo que pasa con el título es que a uno siempre le gustó la ciencia ficción de serie B de los años cincuenta.
Recordarán los asiduos que hace un mesecito echamos un testorenizado vistazo por el turbulento océano del marketing a pie de parada de autobús y similares, ese pródigo descanso visual que se tornaba en peligroso despiste para los avezados conductores en la ciudad.

Pues bien, hace unas semanas llegaba esta segunda parte, con aires de superproducción y con un despliegue mediático mucho más importante. Debo decir que nunca me ha parecido una verdad incontestable el famoso dicho de “Segundas partes nunca fueron buenas”, y tenemos miles de botones como muestra, pero en esta ocasión su libidinoso servidor se queda con la primera parte, que para gustos la paleta de colores esa.

Conste que no me molesta en absoluto seguir viendo por las mamparas publicitarias de nuestras urbes a estas bellas y agigantadas zagalas que nos lanzan miradas provocativas a nuestros más internos fueros (las dos imágenes que nos acompañan dan buena fe de ello); pero, sinceramente, al nene lo de la ropa interior con el rótulo de la marca cubriendo las facciones de una imponente desconocida le parecía mucho más artístico que la presente campaña.


En fin, definitivamente, con cambio climático o sin él, la primavera se perfila, se acerca, se anticipa, se nos echa encima, y con ella la calenturienta idea de que alguna de esta mujeronas cobre vida escapando de su jaula de cristal y también se nos eche encima. Ayyy, bonita idea para una peli de serie B.

Groucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest