Crónica de un distante futuro

Año 2117 d.C.

Los burros, animales también conocidos como asnos o pollinos, disfrutan de una vida sana. Han logrado abandonar su lamentablemente privilegiado lugar en el ranking de criaturas en peligro de extinción gracias a la desaparición de otra especie singularmente predadora y peligrosa: los políticos.


Este hecho, la sana vida de los burros, ha provocado un extraordinario abanico de inesperadas sinergias difícilmente explicables:

– el hambre en el mundo ha quedado erradicada
– el cáncer es un mal sueño del pasado
– la dependencia energética del pétroleo y carbón quedó superada en un intervalo de tres meses
– (…añada usted la suya…)

Groucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top

Pin It on Pinterest